jueves, febrero 22, 2024
29.5 C
San Luis Potosí

Herencia maldita, mal que cura afiliarse al Verde

La Teoría del Meme, una columna de Chucho Ramírez

Publicado:

Recién comenzaron los registros en el PVEM para que sus militantes puedan acceder a una precandidatura para diputaciones locales y alcaldías.

Obviamente no nos resulta extraño ver a los cómplices y secuaces gallardistas de cepa, llegar con tambora y porra de doñitas gritonas, armadas con sus cartulinas verdes y su vale de despensa doble en bolsa del mandil.

Sin embargo, lo que sí resulta “curioso”, es ver a dignos representontos y representantas de la herencia maldita, ser bienvenidos en pasarela, dignamente comparable con túnel de chambelanes en fiesta de quinceañera.

- Advertisement -

Me llamó la atención el caso de “Panchito”, actual alcalde de Guadalcazar, quien con la sonrisa más fingida que orgasmo de trabajadora sexual, se registró como precandidato verde a la diputación local del tercer distrito.

El aguerrido “Panchito”, de origen priísta, acabó por culimpinarse ante el gobernador y sus muchas arremetidas, al punto que ahora defenderá la causa verde en campaña, que dicho sea de paso, sabe hacer bien.

Cómo dejar pasar a la célebre Dulcelina Sánchez de Lira, quien ya fue diputada por el PRD y que acumula una buena cantidad de acusaciones en la Fiscalía General del Estado por peculado y falsificación de documentos, y que incluso fue vinculada a proceso por simular entrega de apoyos sociales.

Por cierto, la dulce Dulcelina, viene ungida por el mismísimo Lupe Torres, quien la tiene como directora técnica de su despacho, ostentado su flamante título de Administración Turística. De ella es la célebre frase: “mientras me paguen lo que me están pagando, yo aguanto que me critiquen” (por robarse la lana). Una finísima servidora pública pues, que buscará la candidatura para la diputación al Distrito XI local.

Brisseire Sánchez, actual alcaldesa de Tampacán, que desde que ganó la reelección con voto priista no ha dado otra noticia más que la de su adhesión al verde, también fue recibida con todo y su carpetita beige y porra prepagada en la sede del partido oficial, por un dirigente que ni su nombre pudo pronunciar bien y optó por decirle Bris, mientras le leía la carti… ejem, perdón, mientras la registraba como precandidata para el Distrito XV.

Por cierto, “Bris” también ya trae su buena cantidad de observaciones en las cuentas públicas, mismas que su amigui Yolanda Cepeda, ya le prometió ayudar a blanquear con la intervención de su gran amor.

Ya veremos que otras desesperadas caras de la herencia maldita llegan a la capilla de la salvación y la expiación, así como exalcohólico a iglesia cristiana.

- Publicidad -

Más noticias

Información relacionada

Lo más nuevo