domingo, julio 21, 2024
17.2 C
San Luis Potosí

Para abordar de manera eficaz el tema de la migración, es necesario plantear las causas de raíz, en lugar de intentar contenerla: Guillermo Luévano

Publicado:

El camino de los migrantes en México es un desafío complicado marcado por la estigmatización, la falta de identificación adecuada y una política migratoria que a veces ignora los derechos fundamentales, consideró el doctor Guillermo Luévano Bustamante, coordinador de la Maestría en Derechos Humanos del Posgrado de Derecho de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

Lamentablemente, en México, la población migrante es a menudo etiquetada como «ilegal», una designación que el Dr. Luévano Bustamante considera incorrecta. En realidad, se encuentran en una situación administrativa irregular, lo que los empuja a rutas cada vez más clandestinas y peligrosas en su búsqueda de una vida mejor.

El problema se ha agravado recientemente con el anuncio de la empresa ferroviaria más importante, Grupo México, de suspender algunas de sus rutas comerciales debido a la creciente cantidad de migrantes que utilizan el tren conocido coloquialmente como «La Bestia».

Esta medida no sólo complica aún más la situación, sino que también expone a los migrantes a abusos tanto por parte de la delincuencia organizada como de agentes estatales que no siempre respetan los estándares de derechos humanos.

El Dr. Luévano Bustamante destacó que la población migrante no debería ser considerada «ilegal». Su situación administrativa irregular puede conllevar una sanción que, según la ley, se limita a una detención de hasta 36 horas en estaciones migratorias. Sin embargo, la estigmatización persistente los priva de sus derechos humanos.

Para abordar este problema de manera más efectiva, se requiere una orientación inicial sobre las opciones de regulación migratoria, esto permitiría a los migrantes acceder a otros derechos y evitaría la detención y deportación automáticas. Los estándares de agencias internacionales abogan por una migración segura y ordenada, lo que implica identificar las características de cada migrante y ofrecer opciones como visas humanitarias o condición de refugiado según su situación.

El Dr. Luévano Bustamante reconoció que la política a menudo prevalece sobre la ley en el tema migratorio, especialmente en un esfuerzo por desalentar el flujo migratorio hacia Estados Unidos. Sin embargo, subraya que la migración es un proceso inherente a la humanidad que no puede detenerse por completo. Para abordarla de manera eficaz, es necesario plantear las causas de raíz en lugar de simplemente intentar contenerla.

A pesar de que México cuenta con una ley de migración que se adhiere a estándares internacionales, la política migratoria a menudo socava la aplicación de la ley. Esto se evidencia en la participación de policías estatales y municipales, e incluso de la Guardia Nacional, en la detención de migrantes, lo que pone en peligro el respeto de los derechos humanos, finalizó.

- Publicidad -

Más noticias

Información relacionada

Lo más nuevo