jueves, febrero 2, 2023
10.2 C
San Luis Potosí

Recalcitración

Monosatírico, una columna de Alex Valencia

Publicado:

La embestida que ha encabezado el presidente Andrés Manuel López Obrador, seguido de sus todavía amplias huestes de seguidores tanto en las cámaras alta y baja así como legislaturas locales, militantes, ciudadanos de a pie y electores de ocasión, se han dado a la tarea de generar el movimiento político más amplio en temporada fuera de elecciones que se ha visto con la promoción la consulta de revocación de mandato, la cual de manera constitucional ha implantado el actual presidente de la república.

El ejercicio en sí no es cuestionable, la ciudadanía debe decidir si los votantes tuvimos razón o no al elegir a alguna persona para una representación, sin embargo López Obrador lo ha convertido en un instrumento para tratar de asegurar la permanencia del Movimiento de Regeneración Nacional, el partido creado y patriarcado por sí mismo, con el fin de retener el poder en el país en las elecciones de 2024, situación que se ve complicada dados los pobres resultados de Morena, así como los constantes escándalos y señalamientos de corrupción que se hacen a sus figuras públicas.

No dudo que el presidente haya tenido en sus cálculos el que el Instituto Nacional Electoral desaprobara la realización de la consulta emparejada con elecciones, cualquier político de miras medias podría darse cuenta que hacerla antes del período electoral es una campaña adelantada, una en la cual el presidente se ha encargado de desmeritar cualquier voz qué se oponga en lo más mínimo a su línea de pensamiento y gobierno, como claramente pudimos ver de manera reciente con el video de los manifestantes en contra de un tramo de Tren Maya, opus magno del lopezobradorismo, cuestionada incluso por muchas actantes que abiertamente han apoyado su carrera política y a los que descalifico categóricamente diciendo que son «fifis» su adjetivo preferido para denostar a quién se le oponga.

La maquinaría del presidente trabaja a todo vapor y con furia, no se va a detener ante nada, sean árboles, personas, animales, opinadores ni columnistas, va con la fuerza salvaje de una consulta que no será ni por la revocación ni la confirmación, si no por la recalcitrancia de siu idea cada vez más abstracta de lo que es el poder y su fé ególatra de retenerlo por lo menos tantos años como el partdo que le vio nacer y cobijó. el PRI, que sigue siendo sombra en el país.

- Publicidad -

Más noticias

Información relacionada

El cuadro de honor

Hágase tu voluntad

Quien sea, menos Gama

Lo más nuevo