sábado, julio 20, 2024
25.6 C
San Luis Potosí

El PRI no está para ser democrático; habemus PRInceps

La Teoría del Meme, una columna de Chucho Ramírez

Publicado:

La mañana de este sábado se citó a Sara Rocha y a Frinné Azuara para tomar protesta como Presidenta y Secretaria de Organización respectivamente, del Partido Revolucionario Institucional, después de que este viernes pasado por la noche, se declarara improcedente la inscripción de una segunda planilla conformada por Edmundo Torrescano y Érika Velazquez, para contener por la dirigencia de dicho partido político.

El proceso que se inició desde que Alito Moreno pidió la renuncia de Elías Pesina y Yolanda Zepeda, no sin antes amagando a Martha Orta para que dimitiera de su cargo y que por prelación le hubiese correspondió asumir las funciones de dirigente interina, avanzó entre una serie de reclamos, quejas, pleitos internos, cambio de consejeros políticos y muchas suposiciones sobre el papel que juegan actores del nivel de Enrique Galindo, Juan Manuel Carreras y hasta Pablo Valladares.

Desde que salió la convocatoria, hecha por Sara Rocha para Sara Rocha y firmada por Sara Rocha, se veía complicado que hubiese algún perfil que pudiese tener el atrevimiento de siquiera registrarse, dado que el hecho, pudiese considerarse un acto de rebeldía contra Alito, quien desde su despacho operaba la simulación que se presentaba en San Luis. Que no les quepa duda, en el PRI, en San Luis, manda Alito, nadie más, ni siquiera Sara.

Sin embargo, la creencia casi pueril de que “el PRI está vivo” y que para reanimarlo se necesita un cambio generacional fue adoptada por un ingenuo Edmundo Torrescano quien se hizo acompañar por la extitular del IMES, Érika Velázquez, a quienes desde un principio se les advirtió, desde las mismas las hojas impresas colocadas en los estrados del edificio de la Colosio, que no los iban a dejar.

En un video que circuló profusamente durante la noche del viernes y madrugada del sábado, Torrescano y Velázquez daban a conocer algunas de las irregularidades y presuntos obstáculos a los que se estaban enfrentando para poder cumplir con los requisitos impuestos por Sara Rocha para poder cumplir cabalmente con su registro, y tener así la oportunidad de ser votados en la asamblea que había sido agendado para hoy (sábado), primero a las 12 horas, luego a las 16:00 horas, una hora antes de que el diputado con licencia Edmundo Torrescano tuviese que estar presente en su boda. (Felicidades, por cierto).

La contadora del CDE no les recibió el pago de sus cuotas, al grado de tener que consignarlas en un juzgado; no les expidieron sus constancias de militancia, so pretexto de que el trámite tarda 5 días; y por si fuera poco, desde el viernes enviados de Sara Rocha a la Unidad Administrativa Municipal, andaban recabando firmas en la lista de asistencia de los consejeros políticos son afines a Sara y que cobran en el municipio, con el afán de garantizar que hubiera quorum, aunque no lo hubiera.

De Galindo, nada.

El partido no está para ser democrático”, es el mensaje que deja Sara Rocha y la dirigencia nacional a la militancia, -que molesta-, reprocha en redes sociales la actuación de su partido.

“El partido no está para ser democrático”.

Consumatum est, habemus PRInceps. El dedazo fue y será hasta pasando el proceso electoral del 2024, en el cual el PRI se buscará su supervivencia: mantener el registro y hacer hasta lo impensable para cumplir los acuerdos. En este punto de la perversidad política, la prostitución de las causas no nos deberá parecer extraña… ¿Óscar Bautista operando una alianza de facto con el verde? Puede ser. ¿Una desbandada del grupo Valladares y Carreristas a MC? Tal vez.

El panorama no le pinta bien al tricolor. Difícilmente alcanzarán una senaduría, las diputaciones federales tal vez no le alcancen, en el Congreso local estarán disminuidos y en los municipios no les auguro más que una docena de posibles candidatos competitivos. En la grande, no les alcanzan los números para poner a su candidato o candidata en la coalición, ese lo pone el PAN.

Dicen que las viejas costumbres no se olvidan. Si es cierto.

- Publicidad -

Más noticias

Información relacionada

Lo más nuevo