InicioEspectáculos‘Get Back’, el nuevo documental de The Beatles, disipa rumores y confirma...

‘Get Back’, el nuevo documental de The Beatles, disipa rumores y confirma algunos mitos de la banda

Get Back, la nueva serie documental de la legendaria banda británica The Beatles, revela momentos del cuarteto donde reflejan una conexión y ética de trabajo que aún funcionaba en la grabación del álbum Let it Be. El proyecto del director Peter Jackson contradice lo que muchos sostienen de aquellos años, cuando el grupo parecía estar casi desintegrado.

Durante 50 años, las sesiones de grabación de Let it Be estuvieron empañadas por diferentes rumores sobre que The Beatles ya no funcionaba y la experiencia del disco publicado en 1970 fue miserable, a pesar de haber contado con numerosos éxitos.

El trabajo de casi 8 horas producido por Jackson (El señor de los anillos), cuenta con algunas grabaciones descartadas de aquellas sesiones y con escenas extraídas de películas de la misma época, que también dejan entrever que la banda estaba desgastada en muchos aspectos.

La docuserie de tres capítulos que llegarán a partir de este jueves 25 de noviembre a Disney+, ofrece una mirada del proceso creativo de una banda que sigue siendo popular medio siglo después de su separación.

Para este nuevo proyecto sobre ”el cuarteto de Liverpool”, Jackson tuvo acceso a las tomas descartadas de la película documental de 1970 de Michael Lindsay-Hogg, titulada Let it Be. El director se encontró con casi 60 horas de película que prácticamente nadie había visto, con ese material y 150 horas de grabaciones de audio, pasó cuatro años construyendo The Beatles: Get Back.

https://www.instagram.com/p/CWqo8pXsiTo/?utm_source=ig_web_copy_link

A diferencia de la película de Lindsay-Hogg, donde todo se ve como una crónica de la desaparición de la banda, Jackson supo retomar momentos de la historia donde se revelan tomas que muestran la gran química entre los cuatro músicos, como John Lennon cantando Two of Us imitando a Bob Dylan, o él y Paul McCartney desafiándose durante un ensayo sin mover los labios.

El cineasta sigue las sesiones del día a día desde su comienzo en un set de filmación que al final la banda abandonó, su paso dentro de su estudio de grabación de Londres, y llegando hasta la breve presentación en la azotea que significó el adiós de The Beatles con su público. 

Todo el material recolectado para el documental logra desmentir y confirmar algunos mitos de The Beatles que hasta la fecha no se saben con certeza, un ejemplo es la obsesión de McCartney por tener el control  de la que muchos hablan. Jackson da a entender que parcialmente era cierto, en una escena se puede ver al bajista dándole instrucciones a un George Harrison parcialmente irritado.

Otro tema que hasta la fecha aparece en la conversación de cualquier fan o amante de la música, es la separación del grupo por la influencia de Yoko Ono en Lennon. El documental muestra la constante presencia de Yoko en prácticamente todas las sesiones de grabación, pero se ve más como una fiel acompañante sentada siempre junto al cantante.

De igual manera, las parejas de los demás integrantes aparecen en el estudio, aunque no con la misma frecuencia, en una parte McCartney incluso hace una broma profética sobre la mujer de Lennon: ‘’Va a ser algo cómico en 50 años; se separaron porque Yoko se sentó en un amplificador’’, dice.

Por otra parte, lo que se dice sobre que The Beatles se había convertido esencialmente en cuatro artistas solistas con cada uno acompañando las canciones del otro a su vez, en el documental se muestra todo lo contrario. Jackson deja ver a los músicos colaborando constantemente, buscándose para pedir y recibir consejos.

Un momento que deja ver la integración que aún existía es cuando Harrison le confiesa a Lennon que tiene problemas para completar una línea que al final diría ‘’attracts me like no other lover’’, y este le sugiere usar ‘’attracts me like a cauliflower’’, mientras buscan otras opciones.  

Jackson muestra muchos otros momentos que discrepan con la idea de algunos sobre que The Beatles ya no daba para más. Una de las escenas individuales que desterró es la alegría en los rostros de cada uno mientras tocan en la azotea del estudio. En general, la película recoge material de la banda a la altura del desafío y pasándolo bien dentro del estudio. 

Últimas noticias

- Publicidad -
- Publicidad -

Destacado

Más leído

Relacionado