Biden aprueba la declaración de desastre mayor para Texas tras el azote de la tormenta invernal

HOUSTON, Texas. – El presidente Joe Biden aprobó una declaración de desastre mayor para Texas por los daños causados por el azote de la tormenta invernal.

El Gobernador de Texas, Greg Abbott había solicitado la Declaración de Desastre Mayor para Asistencia Individual y Asistencia Pública en los 254 condados.

El sábado 20 de febrero, la administración de Biden aprobó la solicitud de asistencia individual en 77 condados y de asistencia pública, en los 254 condados.

“El gobernador Abbott y la División de Manejo de Emergencias de Texas continuarán trabajando para garantizar que el gobierno federal brinde la asistencia adecuada a los tejanos individuales, así como a los gobiernos estatales y locales”, indicó la oficina de Abbott a través de un comunicado.

El gobernador solicitó la Declaración de Desastre Mayor para brindar asistencia individual, asistencia pública y mitigación de peligros para las personas y comunidades afectadas por el severo clima invernal de esta semana.

Estos son los condados beneficiados: Angelina, Aransas, Bastrop, Bee, Bell, Bexar, Blanco, Brazoria, Brazos, Brown, Burleson, Caldwell, Calhoun, Cameron, Chambers, Collin, Comal, Comanche, Cooke, Coryell, Dallas, Denton, DeWitt, Ellis, Falls, Fort Bend, Galveston, Gillespie, Grimes, Guadalupe, Hardin, Harris, Hays, Henderson, Hidalgo, Hood, Jasper, Jefferson, Johnson, Kaufman, Kendall, Lavaca, Liberty, Madison, Matagorda, Maverick, McLennan, Montague, Montgomery, Nacogdoches, Nueces, Orange, Palo Pinto, Panola, Parker, Polk, Rockwall, Sabine, San Jacinto, San Patricio, Scurry, Shelby, Smith, Stephens, Tarrant, Travis, Tyler, Upshur, Van Zandt, Victoria, Walker, Waller, Wharton, Wichita, Williamson, Wilson, y Wise Counties.

La tormenta invernal que azotó el estado de Texas dejó a su paso personas muertas, apagones eléctricos en medio de bajas temperaturas que han roto récords históricos. Los hogares se quedaron sin agua y se emitió una orden para hervir el líquido en varias ciudades.

Cierres de oficinas y negocios, cancelación de clases y vuelos se registraron en las ciudades de Texas afectadas por la tormenta, se formaron largas filas en los supermercados y en las estaciones de servicio de automóviles, en la mayoría de los negocios se agotaron los suministros.

Las temperaturas comienzan a subir, sin embargo, las consecuencias de la tormenta invernal continúan para miles de personas en Texas.