domingo, junio 16, 2024
23.3 C
San Luis Potosí

El gobierno de EEUU y 17 estados demandaron a Amazon por prácticas monopólicas

Publicado:

La acusación es el resultado de una investigación sobre los negocios del gigante tecnológico por medidas que disuadieron a los vendedores de ofrecer precios más bajos por productos en sitios que no son de la empresa y degradarían la experiencia del cliente en sus búsquedas.

Amazon ha sido demandada por reguladores estadounidenses y 17 estados por acusaciones de que la empresa abusa de su posición en el mercado para inflar los precios en otras plataformas, cobrar en exceso a los vendedores y reprimir la competencia.

La demanda, presentada el martes en el Tribunal de Distrito de EEUU para el Distrito Oeste de Washington, es el resultado de una investigación de años sobre los negocios de Amazon y uno de los desafíos legales más importantes presentados contra la empresa en sus casi 30 años de historia.

Según un comunicado de prensa enviado por la agencia, la Comisión Federal de Comercio y los estados que se unieron a la demanda piden al tribunal que emita una orden judicial permanente que, según dicen, prohibiría a Amazon seguir con su conducta ilegal y aflojaría su “control monopolístico para restaurar la competencia”.

Alegan que la empresa lleva a cabo prácticas anticompetitivas a través de medidas antidescuento que disuaden a los vendedores de ofrecer precios más bajos por productos en sitios que no son de Amazon, lo que refleja las alegaciones formuladas en otra demanda presentada el año pasado por el estado de California. Según la demanda, Amazon puede ocultar anuncios que se ofrecen a precios más bajos en otros sitios.

La demanda también afirma que la empresa degrada la experiencia del cliente sustituyendo los resultados de búsqueda relevantes por anuncios de pago, primando sus propias marcas sobre otros productos que sabe que son de mejor calidad y cobrando elevadas comisiones que obligan a los vendedores a pagar casi la mitad de sus ingresos totales a Amazon.

“La denuncia presenta alegaciones detalladas sobre cómo Amazon está explotando su poder de monopolio para enriquecerse mientras sube los precios y degrada el servicio para las decenas de millones de familias estadounidenses que compran en su plataforma y los cientos de miles de empresas que confían en Amazon para llegar a ellos”, dijo la presidenta de la FTC, Lina Khan, en un comunicado.

Muchos se habían preguntado si la agencia buscaría una disolución forzosa del gigante minorista, que también domina la computación en nube y tiene una presencia creciente en otros sectores como la alimentación y la sanidad. En una reunión informativa con periodistas, Khan esquivó las preguntas sobre si eso ocurrirá.

“En este momento, la atención se centra más en la responsabilidad”, dijo.

Según algunas estimaciones, Amazon controla alrededor del 40% del mercado del comercio electrónico. La mayoría de las ventas en su plataforma las facilitan vendedores independientes formados por pequeñas y medianas empresas y particulares. A cambio del acceso que proporciona a su plataforma, Amazon ingresa miles de millones a través de tarifas de referencia y otros servicios como la publicidad, que hace que los productos vendidos por los vendedores sean más visibles en la plataforma.

La gran mayoría de los vendedores de terceros también utilizan el servicio de cumplimiento de la empresa para almacenar el inventario y enviar los artículos a los clientes. Amazon no ha dejado de subir las tarifas a quienes dependen de este programa y, más recientemente, impuso -y luego abandonó- otra tarifa a quienes no lo hacen, una medida que fue criticada por los detractores de la empresa.

El trimestre pasado, Amazon declaró 32.300 millones de dólares de ingresos por servicios de terceros. Según la organización antimonopolio Institute for Local Self-Reliance, las tasas costaron a los vendedores estadounidenses el 45% de sus ingresos en el primer semestre de este año, frente al 35% en 2020 y el 19% en 2014.

Amazon también se ha enfrentado durante mucho tiempo a acusaciones de subcotizar a las empresas que venden en su plataforma mediante la evaluación de los datos de los comerciantes y la creación de su propio producto competidor que luego promociona en el sitio. En agosto, la empresa dijo que iba a eliminar algunas marcas propias que no estaban teniendo eco entre los clientes y que relanzaría algunos artículos bajo marcas existentes como Amazon Basics y Amazon Essentials. Los libreros y autores también han instado al Departamento de Justicia a investigar lo que han denominado “poder monopolístico de Amazon sobre el mercado de libros e ideas”.

Amazon no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios el martes.

Si tiene éxito, un caso judicial podría ser un gran impulso para Khan de la FTC, una crítica de Big Tech que ganó prominencia como estudiante de derecho de Yale en 2017 por su trabajo académico “La paradoja antimonopolio de Amazon.” En 2021, Amazon había intentado recusarla de las investigaciones de la agencia contra la compañía debido a sus críticas anteriores.

Bajo la supervisión de Khan, la FTC ha intentado enérgicamente reducir la influencia de las grandes tecnológicas, pero no ha tenido éxito recientemente en algunos de los casos más destacados, como su intento de bloquear la adquisición por Microsoft del fabricante de videojuegos Activision Blizzard y la adquisición por Meta de la startup de realidad virtual Within Unlimited. En la actualidad, la agencia está inmersa en un largo proceso contra Meta, matriz de Facebook, a la que acusa de comportamiento monopolístico. El Departamento de Justicia también está impugnando ante los tribunales el poder de mercado de Google.

Algunas de las alegaciones de la agencia en el caso de Amazon son similares a las formuladas en otra demanda presentada el año pasado por el estado de California. Un caso similar presentado por el Distrito de Columbia fue desestimado por un juez federal a principios del año pasado y se encuentra actualmente en apelación.

La demanda federal sigue a otras acciones que la FTC ha emprendido contra Amazon en los últimos meses. En junio, la agencia demandó a la empresa, alegando que estaba utilizando prácticas engañosas para inscribir a los consumidores en Amazon Prime y dificultándoles la cancelación de sus suscripciones. Amazon rechaza las acusaciones.

A finales de mayo, la empresa acordó pagar una multa civil de 25 millones de dólares para resolver las acusaciones de que violó una ley de privacidad infantil y engañó a los padres sobre las prácticas de eliminación de datos en su popular asistente de voz Alexa.

- Publicidad -

Más noticias

Información relacionada

Lo más nuevo