sábado, enero 28, 2023
23.3 C
San Luis Potosí

El Plan B: la oBsesión por el poder

Ideas Ciudadanas: una columna de Ricardo Villarreal

Publicado:

Hoy casi para terminar este año 2022, es necesario que una vez más encendamos las alertas, ante un hecho que además de insólito, le hace muchísimo daño a nuestro país.

La reforma electoral del presidente López Obrador que fue aprobada en la Cámara de Diputados y Senadores, es una reforma tóxica, regresiva, pero sobre todo ilegal, que está diseñada para beneficiar a los partidos aliados de Morena y del Presidente, y así debilitar a sus opositores, que cada día son más, incluso dentro de su mismo partido.

La reforma que se redacta desde la oficina de López Obrador, para mantener el poder, se construye a partir de la exclusión de las fuerzas políticas, distanciándose abiertamente de cualquier diálogo y pluralismo político.

En palabras de Clemente Castañeda, coordinador de la bancada naranja en el Senado, esta reforma además incluye un retroceso en acciones afirmativas en pro de grupo minoritarios, al desaparecer los distritos indígenas, se impide que haya diputados migrantes y se cierran puertas a personas con discapacidad, de la diversidad sexual y jóvenes, algo verdaderamente Inexplicable e indignante.

Lo aprobado por Morena y sus aliados, es tan tóxico e ilegal, que incluso diputados y senadores morenistas, han criticado el contenido y la manera en que estas leyes fueron reformadas. Por ejemplo, el diputado Pablo Gómez Álvarez, dijo que: “la propuesta de los dos partidos aliados con los que se hace mayoría en la Cámara de Diputados, refiriéndose al verde y al PT, no debió haberse aceptado de ninguna manera”.

Por su parte, Ricardo Monreal, senador también de Morena, dijo en el Pleno del Senado, que el votaría en contra, debido a que “algunas de las normas que se aprobaron, se alejan de los principios constitucionales”.

Sin embargo, y pese a que la mayoría de las y los mexicanos hemos externado nuestro repudio a estas disposiciones arbitrarias, antidemocráticas y autoritarias, ni al presidente, ni a la mayor parte de sus aliados, esto les interesa.

Están tan obsesionados con el poder, que se le ha olvidado que su puesto es para servir a México y no servirse de el.

Hoy, nuestro país enfrenta una de sus mayores crisis políticas y democráticas de su historia, y aunque tanto el INE y la oposición responsable se prepara para pedir a la Suprema Corte de Justicia, que declare la inscontitucionalidad de esta reforma, también nos toca a las y los ciudadanos levantar la voz y exigir a nuestros diputados locales y federales, senadores, alcaldes y gobernadores, que abran los ojos y que escuchen al pueblo que tanto dicen defender.

Mexico quiere, no necesita una reforma de esta naturaleza, México requiere democracia, México necesita un gobierno que se ponga a trabajar y que deje de pensar en perpetuar una política ineficiente, absurda y complaciente a los caprichos del presidente.

- Publicidad -

Más noticias

Información relacionada

El cuadro de honor

Hágase tu voluntad

Quien sea, menos Gama

Lo más nuevo