martes, septiembre 27, 2022
21.3 C
San Luis Potosí

¿Qué gana el pollo con hacer municipio a Villa de Pozos?

La Teoría del Meme, una disque columna de Chucho Ramírez.

Publicado:

El martes 24 de mayo, Ricardo Gallardo, informó a través de sus redes que presentaría una iniciativa al Congreso, para que Villa de Pozos adquiera el título de Municipio Libre y Soberano.

No es de sorprendernos ya, que el Gobernador del Estado, marque la agenda pública a través de sus «mañaneras», una técnica que le copió al Presidente de la Repúbica, Andrés Manuel López Obrador. Lo que si debe sorprendernos es el timing, que su equipo de propaganda ha venido puliendo a raíz de muchos torpes tropiezos y pifías que hubiesen enfurecido a Joseph Gobbels, figura que al parecer idolatran en la Coordinación de Comunicación Social.

No, en esta ocasión el timing fue perfecto, con el alcalde Enrique Galindo de gira en el Tianguis Turístico de Acapulco y a unas horas de inaugurar el nuevo Teatro de la Ciudad en el Tangamanga, abarrotándolo con chavorrucos y chavorrucas gritonas por Magneto, el pollo no tuvo mejor momento para soltar la bomba: darle el título de Municipio Libre y Soberano, a la actual delegación capitalina de Villa de Pozos.

Un poco de contexto

No es clase de historia, pero para que nos demos una idea: Villa de Pozos fue fundada en 1639; en 1826, 187 años después, adquirió el rango de municipio, sin embargo debido a la reorganización política interna del estado, en 1949, se anexó a la ciudad de San Luis Potosí capital como una de sus delegaciones.

En 2011, una iniciativa fue turnada en el Cogreso del Estado para devolverle el estatus de municipio, sin embargo, dicha iniciativa no prosperó por incumplir los requisitos Constitucionales requeridos.

Pozos, tiene una población de 148,165 personas, según el Censo 2020 del INEGI, y para el 2024, se estima una población en edad electoral de poco menos de 100 mil.

Sin embargo, habría que considerar que gran parte de la población que hoy radica en Pozos, no necesariamente puede votar ahí, e incluso, ni siquiera puede votar, ya sea por ser de otro Estado o de otro país.

Para el proceso electoral de 2021, según los resultados publicados por el CEEPAC, Ricardo Gallardo ganó en Villa de Pozos.

La Tierra Prometida

Si, Pozos York es la tierra prometida, no solo por sus panes de la Cardona, sus elotes en la plaza o la amabilidad de su gente nativa, que aún mantiene esa atmosfera bonita de «pueblito», no, el botín es aún mayor: predial, impuestos, programas sociales, obras públicas y demás artilugios que usa el gobierno para hacerse de billetes.

Y es que no es poca cosa, en 2020 el IMPLAN realizó un estudio, en el que se revelaba que la demarcación en cuestión crecería al menos un 600% en los próximos 30 años. También, diversas cámaras empresariales, como la inmobiliaria o la de Comercio, han estimado que la demanda de vivienda y servicios incrementará de manera acelerada, impulsada obviamente por el incesante crecimiento del sector industrial en esa zona.

Por cierto, en otra ocasión les hablaré de la gran decepción que se llevaron inversionistas asiáticos y europeos, que acostumbrados al buen trato y profesionalismo del ex SEDECO, Gustavo Puente, vinieron a conocer al nuevo Secretario, quien medio los atendió y medio les entendió. Pero esa es otra historia.

Regresando al tema, unas cuantas preguntas retóricas: ustedes creen que a la constructora del papá del Gobernador, ¿no le convendría hacer fraccionamientos de lujo para extranjeros, eximiéndose de pagar derechos e impuestos?

¿Apoco creen que al gober no le interesa poner un alcalde metropolitano ahí, a sabiendas que no puede ganar la capital y que ganar la municipal en Villa de Reyes aún se ve lejano? ¿Ustedes creen que al buen Nacho Segura de SEDESORE, no le vienen bien unos contratitos ahí con sus consentidos?

Vamos más allá, vamos a pensar mal, que seguramente acertaremos: al quitarle a la capital, o sea, a Galindo Ceballos, —principal amigo/adversario político del pollo—, los recursos provenientes de esa delegación, debilitarían la presencia del actual alcalde en la zona. Menos obras que presumir. Además consideremos que las empresas y parques de la Zona Industrial que alcanza Pozos, pagan millones de pesos cada año por concepto de impuesto predial, los cuales dejarían de entrar a las arcas municipales, lo que significa quitarle fuerza al priísta rumbo a las próximas elecciones.

Imagínense toda esa lana a disposición «del verde», lista para ser gastada en obras innecesarias, pinos navideños chuecos, un caballo nuevo carísimo para el Gober, una remodelación al rancho del papá que se lo andaban quemando hace unos días, unas narcoposadas bien tumbadas y hartas despensas con su respectivo quinientón para la «razita» que voté por los verdes.

Con razón.

Gallardo Cardona dijo posteriormente este miércoles, que al alcalde de la capital «no le va a afectar» porque seria hasta 2024 que Villa de Pozos elija a su propio alcalde o alcaldesa, sin embargo, si analizamos el panorama a largo plazo, Galindo (si no se quiere hacer Senador) probablemente busque una reelección y de ahí la gubernatura, cosa que no se ve imposible dados los números crecientes de aprobación que tiene.

Por otra parte, la independencia de Pozos de la capital, le obliga a la sumisión al Gobierno del Estado, quien de manera benévola (como todo lo que hace el gober) le tendrá que inyectar recusos al nuevo municipio, para que arranque «y no batalle».

Para cerrar

Sin demeritar la justa y legítima solicitud que un grupo de habitantes de Villa de Pozos han realizado históricamente para adquirir su independencia municipal, cabe que hagamos el análisis y los cuestionamientos necesarios de la motivación política que lleva al gobernador a querer llevar esto a cabo.

El otro actor importante es el Congreso del Estado, quien finalmente es la instancia que aprueba o no la iniciativa. Esperemos entonces, que el análisis se realice a conciencia y de manera cabal, considerando las verdaderas necesidades de Villa de Pozos y de la Capital, porque eso si, tanto Pozos necesita de San Luis, como San Luis de Pozos.

Finalmente, la puñalada trapera de Gallardo a Galindo en su ausencia, se suma a una serie de «groserías» que Gallardo Cardona —en su soberbia—, ha proferido en contra del alcalde, quien desplegando su jerarquía política, ha aguantado vara y ha sopesado las ofensas del inmaduro gobernador. Todo es parte del show, así es este bisne o como ustedes le quieran decir, al menos las apariencias se guardan. Muy al estilo potoSí.

Más noticias

Información relacionada

El berrinche del gobernador

Lo más nuevo